Búsqueda personalizada

Entradilla

Las afortunadas Islas Canarias desde una peculiar mirada hacia sus lugares más emblemáticos, su gastronomía, su historia, sus gentes y sus costumbres

viernes, 6 de agosto de 2010

El Pico de El Teide, conquistado

Gus, Raquel, Javi y Auro en el Pico de El Teide
Veni, vidi, vinci. La expresión empleada por el general romano Julio César tras su victoria en la Batalla de Zela, en el año 47 a.C., bien podría utilizarse para describir lo protagonizado el 5 de agosto de 2010 por Raquel, Gus y Javi.

Tres grandes conocedores de los montes que, apenas unas pocas horas después de aterrizar en Tenerife, se empeñaron en enfrentarse a las leyes de la Naturaleza para coronar el pico más alto de España. Sin ellos habría sido complicado sobrevivir al cansancio, aguantar el calor, administrar las fuerzas y cantar, al fin, victoria. Su experiencia nos ayudó, pero mucho más lo hicieron sus cuidados y atenciones.

Ni mal de altura ni ostias... Hasta arriba y con una sonrisa
Fue muy duro, en ocasiones prácticamente inaguantable, pero al final todos lo logramos, y lo que es más importante, cada uno de nosotros recordará esos dos días de dolor, piedras, cuestas y agujetas con una sonrisa en la cara. Felicitación especial para Peter y Auro, cuya inexperiencia en el mundo del senderismo no impidió que abordaran sin complejos la mayor de las montañas españolas. Ni el tabaco ni el mal de altura impidieron que lo lograran. A eso le llamo yo empezar a lo grande.

Aunque en días posteriores explicaré más detalladamente las partes de las que consta el ascenso a pie hasta El Teide, hoy simplemente me dedico a agradecer a todos ellos su compañía en una aventura que jamás olvidaré.
¡We did it!

3 comentarios:

  1. Fue duro, pero mereció la pena, sin duda!.

    Yo creí morir en el último kilómetro antes de llegar al refugio y es increíble ver cómo tu propio cuerpo saca fuerzas de donde parece no haberlas. Al día siguiente, después de dormir, todo fue mucho mejor y la llegada al pico no fue tan difícil como la imaginaba.

    Lo mejor de todo es haber llegado. A pesar de la poca fé y los pronósticos en contra de todo el grupo!!! jajajaja

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno Rubén!! Fue una pasada la ascensión y compartirla con todos... Cuando llegamos al Puerto de la Cruz, me dio un buen bajón (o "mal de bajura") y caí frito en una hamaca durante unas horas... Al final no me despedí, espero que os vaya bien y que Raquel y Gus estén disfrutando de la isla chicharrera. Javi

    ResponderEliminar
  3. Jeje, tranqui Javi, Raquel y Gus se han vuelto esta mañana para la Península tras irse de aquí sin dejar ni un solo rincón de la isla por explorar! lo del Teide fue la leche, espero que podamos encontrarnos próximamente en algún otro piquito de estos, aunque será difícil convencer a tu hermano de que vuelva a apuntarse!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar